¿qué son las KYC y AML?

KYC (Know Your Customer) y AML (Anti-Money Laundering) son términos utilizados en el mundo financiero para referirse a las políticas y procedimientos que se deben implementar para conocer a los clientes, prevenir el lavado de dinero y combatir el financiamiento del terrorismo.

El KYC se refiere a la recopilación y verificación de información sobre los clientes de una institución financiera para garantizar que se están llevando a cabo transacciones legítimas y no se están utilizando para actividades ilegales. La verificación de la identidad del cliente es una parte importante del proceso KYC.

Por otro lado, el AML se refiere a las medidas que se deben tomar para prevenir el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. Esto incluye la identificación de actividades sospechosas y la presentación de informes a las autoridades pertinentes.

Es importante cumplir con el KYC y el AML porque las instituciones financieras tienen la responsabilidad de garantizar la integridad del sistema financiero y prevenir actividades ilegales como el lavado de dinero y el financiamiento del terrorismo. El incumplimiento puede resultar en multas, sanciones y daños a la reputación de la institución financiera.

Para verificar el KYC y el AML, las instituciones financieras deben realizar una serie de controles y verificaciones para confirmar la identidad del cliente y evaluar el riesgo de cada transacción. Esto puede incluir la recopilación de documentos de identificación, verificación de la dirección y evaluación del historial crediticio.

Además, las instituciones financieras también pueden utilizar tecnologías avanzadas como el reconocimiento facial y la verificación de la identidad basada en biometría para mejorar la eficiencia y precisión de sus procesos de verificación de KYC y AML.

Empezar a invertir con nosotros está a un solo click